Aprender a programar con Processing

Investigando sobre herramientas multiplataforma alternativas de creación de contenidos, me encontré con un curioso lenguaje de programación que me hizo recordar mis primeros tiempos de acercamiento a esta disciplina, al placer de ver cómo lo que escribo se transforma, de manera sencilla, en gráficos o sonidos.

Este lenguaje o entorno de programación iniciado por Ben Fry y Casey Reas, parte del MIT Media Lab, que busca promover el conocimiento del software dentro de las artes visuales. Ha ido progresando de una idea para enseñar a programar dentro de un entorno visual hasta convertirse en una herramienta robusta que permite producir productos de alta calidad para diversos medios como las artes visuales, la música, etc.

Tiene una estructura similar a la de un lenguaje orientado a objetos, y lo que más me llama la atención es la versatilidad que tiene para producir todo tipo de contenidos audiovisuales sin un esfuerzo desmedido. Al ser software libre y poder ser ejecutado en casi todas las grandes plataformas, tanto de escritorio como móviles, constituye una alternativa muy interesante a los entornos de programación “clásicos” como Java o Cocoa y sus derivados, para el caso de Apple.

Para iniciarse, basta con descargar la versión correspondiente al sistema operativo sobre el que queramos trabajar y luego dirigirse a la sección de Aprendizaje de la web oficial, para seguir los múltiples tutoriales que allí se encuentran. También hay una muy buena referencia en papel o versión digital, que nos lleva gradualmente desde el inicio a tener un conocimiento sólido de los fundamentos de esta herramienta.