Importar correo de otras cuentas a Gmail

Me pasa que, como muchos de ustedes, tengo bastantes cuentas de correo desperdigadas por ahí, y es complicado estar abriéndolas para ver si alguien nos ha escrito. Como normalmente uso una única cuenta de Gmail como correo principal, y sabiendo que en las otras cuentas hay mensajes que quiero conservar para consulta, buscaba una forma de importar el correo sin tener que reenviarlo.

Revisando algunas opciones de Gmail, encontré algo que se ajustaba perfectamente a lo que necesito. Incluso puede servirle a alguien que quiera migrar de su cuenta actual (Hotmail, Yahoo, etc.) a una de Gmail para que redirija automáticamente los mensajes recibidos a la nueva.

Para importar mensajes de otras cuentas, accedemos a Gmail normalmente, y bajo la pestaña “Settings”, buscamos la opción “Accounts and Import”. En la parte superior de la pantalla que se abrirá, veremos las siguientes opciones:

gmailimportn

Bajo el apartado “Import mail and contacts” veremos un botón que dice “Import from another address”. Si hacemos click sobre él, se abrirá una pequeña ventana donde podremos introducir la dirección de correo desde la que queremos importar los mensajes y/o contactos a Gmail. Aquí también tenemos la opción de marcar (flag) nuestros mensajes para identificarlos y diferenciarlos de los que ya tenemos en nuestra bandeja de entrada. Una opción adicional es la de redirigir o “recoger” el correo desde la cuenta desde la que estemos importando por 30 días, lo cual permitiría que avisáramos a la gente en caso de que estemos cambiando de proveedor y que ningún mensaje se pierda.

Se nos advierte que el proceso puede durar hasta 2 días (!), aunque en mi caso particular, al importar bastantes mensajes de una cuenta de Hotmail, en un par de horas estuvo hecho. Al final del proceso, aparecerá un banner amarillo en la parte superior de la ventana principal de Gmail (web) indicándonos que el proceso ha finalizado.

Por último, si usamos algún cliente de correo para descargarlo a nuestra máquina, en lugar de la interfaz web de Gmail, convendría crear una nueva carpeta o mailbox para almacenar el correo que hemos importado. Adicionalmente, hay que crear una regla para que el correo proveniente de esta cuenta vaya a esta carpeta.