Instalando Mac OS X en un Acer Aspire One

Uno de mis proyectos “preferidos” (léase que me gustaría llevar a cabo de una manera sencilla y rápida) es el de poder instalar Mac OS X en mi netbook Acer Aspire One D150, para poder tener una máquina con un sistema operativo potente y estable con un factor de forma pequeño y realmente portátil, sin arruinarme en el intento.

Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo. Mi primer intento fue con el primer Aspire One que tuve hace un par de años, aquel que contaba con un “disco duro” de 8 Gb, una especie de SSD, a todas luces insuficiente para alojar un sistema operativo y algunos programas. Es importante tener en cuenta que al instalar OS X en una máquina con tan poco procesador, lo que podemos hacer con ella es realmente limitado, es decir, nos podemos olvidar de ejecutar aplicaciones como Photoshop, Reason o similares, porque el hardware no llega para tanto. Sin embargo, es posible utilizarla para escribir, navegar, revisar el correo o mostrar alguna presentación. En esta ocasión empleé una distribución llamada iDeneb que modificaba algunos parámetros del sector de arranque para hacer compatible la “arquitectura” EFI con el MBR de las máquinas Intel o compatibles. Lo pude instalar en un disco duro externo, pero habían cosas como el WiFi o la capacidad de hibernación que no funcionaban. Así que decidí esperar y me olvidé del tema.

Hace poco me encontré con una distribución para instalar OS X en una llave USB llamada iPortable (se puede encontrar en tu buscador de torrents más cercano) que volvió a despertar mi interés sobre el tema, ya que habían pasado muchos meses desde el último intento. Así que procedí a descargarla e instalarla. En términos generales, funciona bastante bien, pero está más orientada a PCs de sobremesa que a netbooks, por lo que tiene casi todos los problemas que esperaba que se hubiesen solucionado (no funcionaba el wireless, ni la hibernación o el sonido, además de tener alguna dificultad con los drivers de video y el medidor de la batería). Aunque le instalé algunos kexts (kernel extensions, o lo que es igual, los “drivers” para Apple), no me convencía el resultado. A pesar de todo, encontré una herramienta llamada Netbook Installer, que parecía resolver todos estos inconvenientes, ya que estaba diseñada específicamente para ello.

Una vez más, me puse manos a la obra. Lo mejor (me parecía) era que mi máquina estaba en la lista de hardware soportado y compatible con casi todos los dispositivos (red, sonido, video, etc., con la posible excepción de la hibernación). Inicialmente traté de crear el dispositivo de arranque con una llave USB de LaCie (itsakey) pero fue imposible por su extrema lentitud, lo que ocasionó más de un problema y cuelgue en la instalación. Así que probé de nuevo a instalar desde un disco duro externo formateado para OS X pero con sector de arranque tipo MBR, para poder arrancar desde el Netbook, previa ejecución del Netbook BootMaker, otra utilidad incluída en la suite del Netbook Installer. Como no quería borrar el disco duro de 160 Gb del portátil, usé como destino otro disco duro externo conectado por USB formateado también para Mac OS X pero esta vez con sector de arranque tipo GUID (cosa que me hizo perder gran cantidad de tiempo, dado que el netbook tarda bastante en arrancar).

El procedimiento es sencillo: se formatea el disco de inicio que queramos usar y luego se restaura una copia del DVD de instalación original de Mac OS X 10.6 (en mi caso). Una vez restaurado, se aplica el Netbook BootMaker y se puede ya arrancar el netbook con este disco para instalar OS X normalmente.

Una vez finalizada la instalación y cumplimentado el asistente de bienvenida de OS X, copiamos el Netbook Installer al disco duro donde hayamos instalado el sistema operativo, si es que no lo hemos hecho en el de la máquina propiamente, y reiniciamos el equipo teniendo cuidado de escribir “-x” (sin las comillas) al arrancar (cuando nos aparece el menú de selección de dispositivo de arranque), para iniciar el sistema operativo en modo seguro.

Una vez hecho esto, ejecutamos el Netbook Installer para que, con suerte (yo no la tuve), instale todas las extensiones del kernel que permiten a la máquina funcionar correctamente, habilitando todos los dispositivos. Como dije hace un momento, por alguna razón, a pesar de haber instalado correctamente, la máquina seguía sin mostrarme la tarjeta wireless y el video se seguía viendo mal. Mi próximo intento será aplicando una de las actualizaciones de Apple (la 10.6.5) antes de aplicar el Netbook Installer para ver si logro hacer funcionar todo el hardware. Incluso he pensado en usar PleaseSleep, una utilidad de la que hablé hace poco, para conseguir que la máquina se “duerma”, pero esto será cuando logre hacerla funcionar.

¿Mi deseo? Una aplicación o utilidad que me permita instalar fácilmente y sin tantos problemas, OS X en otro dispositivo no Mac, concretamente netbook, pero parece que todavía falta un poco para lograrlo…

2 comentarios

    1. Hola. Esto summente interesado een saber si conseguiste hacer fucionar el hakintosh en un Acer Aspire D255.
      Saludeos
      Teo

Los comentarios están desactivados.