Primeros pasos con Arduino

Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención, y más después de haber trabajado en automoción durante unos años, es el “salto” entre la programación o lo “virtual” y sus aplicaciones “prácticas”, es decir, hacer que el hardware haga lo que necesitamos o deseamos. Desde hace bastante me ha interesado el mundo de la robótica y sus derivados, desde el armar un robot que respondía al sonido para desplazarse, hasta programar un coche de juguete para que siguiera una secuencia de pasos determinados.

Mis incursiones más frecuentes han sido con el kit Lego Mindstorms y ahora estoy explorando la posibilidad de iniciarme en el mundo de Arduino, una plataforma open source para construir prototipos y que es amigable para el usuario, tanto en términos de software como de hardware, cuyo objetivo es acercar el mundo de las soluciones interactivas al gran público, desde muchos puntos de vista: luz, temperatura, presión, etc. Lo más llamativo es la posibilidad de expandir las capacidades de aquello que construyamos empleando componentes de bajo precio y fácilmente adquiribles. Incluso las placas base se pueden construir por uno mismo si es que se poseen algunos conocimientos básicos de soldadura y electrónica.

Lo que más me atrae es la posibilidad de crear infinitamente y dar rienda a mi imaginación, añadiendo o quitando componentes a voluntad, sin “enredarme” en engorrosos procedimientos de soldadura o cálculos como se hacía antes al aprender los rudimentos de la electrónica.

Para iniciarse, basta con comprar uno de los tantos kits disponibles en el mercado. Para no confundirse en exceso, en mi opinión, se puede comprar uno de estos conjuntos “todo en uno”, para poder probar con distintas posibilidades y tecnologías. He encontrado tres alternativas interesantes, y que se dejan más al gusto del/a consumidor/a a la hora de escoger, porque presentan características similares. El tener varios componentes a la mano es más fácil que comprar únicamente el controlador básico y luego tener que ir ampliando. Lo mejor es que hay mucha oferta y es fácil escoger.

Estas son las opciones más recomendadas para comenzar: SeeedStudio, AdaFruit y SparkFun. Están ordenadas por costo (de menor a mayor), y sus características y componentes son bastante similares. Podemos escoger cualquiera de ellas y luego ir poniendo más componentes a medida que los necesitemos.

Todavía estoy eligiendo alguna de las opciones, sin embargo, me gustaría comenzar a experimentar en breve. Ya tengo algunas ideas en la cabeza. De todas formas, para aquellos que no saben por donde comenzar, el libro “Getting Started with Arduino“, de Massimo Banzi, uno de los creadores de la plataforma, es una excelente manera de comenzar a recorrer este interesante camino de creación e imaginación.