Resolver problemas con la tarjeta Airport al actualizar a Snow Leopard

El otro día Sol me permitió (!) finalmente actualizar su MacBook a Snow Leopard. Tenía dudas porque algunas aplicaciones importantes para ella dejarían de funcionar, pero al ver que eran más los beneficios que los inconvenientes y no contar más con un servicio que nos permitía hacer llamadas de larga distancia gratuitamente, pude comenzar.

La actualización fue sin problemas, especialmente porque había espacio en disco de sobra, gracias a haber “heredado” el disco duro de 320 Gb que tenía el Mini y que fue reemplazado a su vez por uno de 500 Gb hace poco. Es importante tener en cuenta que si queremos que  nuestros programas “antiguos” (léase para PowerPC) sigan funcionando, es necesario personalizar la instalación y seleccionar la casilla de Rosetta para poder continuar usándolos.

Sin embargo, una vez arrancado el nuevo sistema operativo, la tarjeta de red inalámbrica Airport no podía reconocer ninguna red, aún a pesar de encontrarse al lado físicamente de nuestro Access Point de casa (un Airport Express). Recordé que cuando actualicé el Mini, me ocurrió algo similar.

La solución pasa por instalar las actualizaciones 10.6.1 y 10.6.2. Si queremos hacer esto, nos enfrentamos a dos problemas: el primero, al no tener conectividad, tuve que descargar los paquetes de la web de Apple en otro equipo y trasladarlos para su instalación en una llave USB (enlace para la versión 10.6.1 y para la 10.6.2), y el segundo que estos paquetes no son acumulativos, lo que significa que hay que instalar primero el 10.6.1 y luego el 10.6.2.

Una vez finalizado esto y reiniciado el equipo, la tarjeta Airport volvió a la vida y pude descargar otras actualizaciones empleando la utilidad de Actualización de Sistema y la máquina quedó lista para funcionar.