Un ingenioso (y barato) estabilizador de imagen

Como a veces con las prisas, me olvido de meter al gorila en la mochila de la cámara, he encontrado esta sencilla solución que puede sacarnos de un aprieto cuando necesitamos tomar una foto y el pulso no nos acompaña o simplemente no tenemos o podemos usar un trípode convencional.

Cabe anotar que es efectiva para la vibración de arriba a abajo y en menor medida para la lateral. Para las cámaras de video, esta otra alternativa puede resultar atractiva, aunque es bastante más aparatosa…

Vía: El Punto Fijo