Visualizar los lugares donde has estado con iPhone Tracker

El “Gran Hermano” ha llegado oficialmente de la mano del iPhone. Para los que todavía tenían dudas, un par de investigadores han revelado lo que se sospechaba desde hace mucho: estos dispositivos registran las ubicaciones donde su dueño o dueña han estado sin nuestra intervención o autorización. Da un poco de miedo…

Al parecer, todos los dispositivos que cuentan con iOS 4 o superior, van registrando silenciosamente, a través de la tecnología AGPS de triangulación que usa Apple en sus smartphones, la ubicación y el historial de los lugares donde hemos estado (o mejor dicho, donde cree el sistema que hemos estado, ya que la posición es en muchos casos, inexacta, aunque se ve claramente, a nivel general, en qué lugares nos movemos). No basta con apagar el GPS del teléfono, ya que no hay forma de impedir que esta información se vaya grabando, a menos que utilicemos el modo avión o apaguemos el terminal cuando nos desplacemos.

La información almacenada contiene la posición y la fecha en la que hemos estado en determinados lugares. Lo más grave es que el archivo donde se almacena no es fácilmente eliminable o localizable (se llama consolidated.db) y se va sincronizando cada vez que hacemos un backup del teléfono. La información almacenada se puede acceder muy fácilmente a través de la aplicación iPhone Tracker o de cualquier software que sepa donde buscar.

Si tienen curiosidad y quieren recordar donde han estado (según el teléfono), pueden descargar la aplicación y esta accederá rápidamente a todo nuestro “historial de viajes”. Para quienes tienen instalado Little Snitch o alguna solución similar, el software se conecta a un repositorio de mapas y a otros sitios, pero no transmite ninguna información de carácter personal (al menos es lo que he visto y lo que sostienen sus creadores).

Una solución “transitoria” para eliminar el riesgo de que alguna persona puede acceder a esta información y hacer un mal uso de la misma, es encriptar los backups del iPhone, seleccionando la casilla correspondiente en iTunes cuando tenemos el dispositivo conectado. Lo ideal (aunque más engorroso) es no guardar la contraseña en el keychain del equipo (portátil o sobremesa, no el teléfono), ya que en caso de robo, se podrá acceder igualmente a la información.

iPhone Tracker es una utilidad open source que funciona en Mac OS X 10.5 o superior.

Enlace Directo: iPhone Tracker